Pilares de la competitividad lechera: Manejo eficiente del riego

A juicio de los expertos de Agrospace, para un correcto diseño y planificación de riego, es fundamental realizar una caracterización física de suelo para determinar los parámetros hídricos.

Somos una empresa de innovación tecnológica enfocada en el procesamiento de Big Data y desarrollo de algoritmos de Data Science focalizados en impactar positivamente los flujos financieros de la industria. 

Como especialistas en riego y monitoreo remoto de cultivos y praderas, en esta oportunidad les entregamos un artículo técnico con una mirada crítica sobre el riego en praderas, que permita mejorar la eficiencia de los procesos productivos y disminuir los costos tomando buenas decisiones.

De acuerdo a nuestros expertos “son diversos los equipos de riego que se han incorporado al manejo de praderas como una herramienta destinada a aumentar la biomasa o mitigar la disminución de precipitación producto del cambio climático. Y, si bien ha existido un alza en la superficie irrigada, el manejo del riego en praderas aún es muy incipiente”. 

A su juicio, “en este nuevo escenario se han evidenciado importantes brechas como la falta de información y acompañamiento para tomar decisiones, además del desconocimiento de herramientas tecnológicas que permiten adaptarse a las nuevas condiciones realizando un uso más eficiente del agua”.

Visión Integral

Para los profesionales de Agrospace “la gestión del riego no puede quedar solo en un aumento en la eficiencia del equipo, debe tener una visión integral que considere el sistema Suelo-Clima-Planta. En este sentido, una de las particularidades que se debe considerar para la planificación del riego es el tipo de suelo, donde en la zona sur del país predominan los suelos Andisoles, originados a partir de cenizas volcánicas y con una alta productividad. Estos suelos poseen una alta capacidad de retención de agua, con alto contenido de materia orgánica y baja densidad aparente (<= 0.9 g/cm3), lo que provoca que el espacio poroso sea mayor (espacio que almacena agua y aire). Sin embargo, presentan una alta capacidad de contracción, aspecto negativo que afecta la estructura cuando el suelo pasa mucho tiempo seco”.

Es por esto que para un correcto diseño y planificación de riego, en Agrospace consideran que es fundamental realizar una caracterización física de suelo para determinar los parámetros hídricos. “Si bien en general estos suelos no tienden a presentar cambios abruptos dentro del predio, es importante muestrear zonas representativas para definir la retención total de agua”, indicaron. 

Por esto, se llevó a cabo un caso de estudio en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, en tres predios con praderas que pertenecen a la Serie “Osorno”. Uno de ellos presentaba rasgos de ser un trumao degradado, por la menor porosidad y mayor densidad aparente que los demás, provocando una capacidad de retención menor (Tabla 1).

Tabla 1. Parámetros hídricos de los suelos analizados. (CC, PMP y Da se presentan como contenido volumétrico promedio del perfil, mientras que la AA corresponde a la suma de retención de agua por horizonte).

En base a esto, se realizó una comparación entre el diseño en base a información bibliográfica versus un diseño real con valores in situ derivados de un análisis de laboratorio. Los resultados muestran diferencias importantes y que afectan la productividad de la pradera. Por ejemplo, se encontraron valores de retención de agua más baja a la diseñada. De hecho, en uno de los suelos solo el 30% del total del agua regada se retiene, mientras que existe un 45% de exceso que se pierde al quedar retenida fuera de la zona de raíces o percola hacia horizontes más profundos. 

Tabla 2. Total agua aplicada para riego por tazas al día 65.3 mm (TR = 18 hrs, una postura)

¿Qué consecuencias puede traer consigo? Que la planta pueda tener signos de estrés por sobre-riego al saturar la zona radical y un gasto de energía innecesario al no estar utilizando el agua en exceso. 

En Agrospace abordaron esta problemática, ya que en los diseños de riego normalmente se utiliza información dada por bibliografía que no siempre refleja la realidad actual del campo. Además, resaltaron que “el estudio de suelo debe adecuarse a las necesidades y limitaciones del sistema de riego a utilizar”.

Análisis de suelo en pradera, Río Bueno, Los Ríos, Chile.

Catherine Vargas – Project Manager Unidad de Riego
Lucas Amézquita – CFO

Solicita tu Prueba Gratis

Rellena los datos para poder contactarte a la brevedad.

Solicitud enviada! Te contactaremos a la brevedad.